Diseña Tu Futuro

¿Te has planteado como quieres que sea tu vida? ¿Qué cosas quieres cambiar? ¿Tienes sueños pero no sabes por dónde empezar? ¿Pasa el tiempo y sientes que no avanzas? ¿Quieres liderar tu vida? ¿Cómo te ves de aquí a 5 años? ¿Tienes respuestas claras a estas preguntas?. 

Diseña Futuro

Si tienes muchas preguntas y te faltan respuestas, entonces tenemos el training que necesitas. En On-Coaching hemos puesto en marcar el taller ‘Diseña tu futuro’ para ayudar a las personas que necesitan avanzar en estos ámbitos.

On-Coaching, con nuestro método de fusión conseguimos equilibrar el pensamiento, la emoción y la acción con el fin de facilitarte el diseño de tu Futuro. Utilizamos dinámicas centradas en la persona y creativas para acercarte a tu futuro. Este taller te acercará al coaching, podrás descubrir su fuerza y te llevarás la respuesta a preguntas sobre qué quiero, cómo, con quién, cuándo y dónde, ya que ‘ningún viento es favorable, si no sabemos a dónde vamos’.

El taller va dirigido a personas que necesitan tomar decisiones sobre la vida que quieren tener; poner nuevos focos en su vida; vencer sus limitaciones para conseguir sus retos; personas que están en procesos de cambios; y en general para cualquier persona, que quiere encontrar respuesta a las preguntas anteriores. El contenido del taller incluye:Fotografía de mi vida – Plan de Acción – Nuevas Perspectivas – Sueño-Visión – Cierre.

Facilitadoras: Mónica Loureiro Dios y Eva Pérez Sánchez
Coaches Personal, Ejecutivo y Equipos, expertas en coaching emocional y ontológico, diplomadas en PNL, especialistas en Training de Impacto.
Certificadas por eec y tisoc.

ON Coaching, empresa pionera en Coaching de Fusión, entrenamos pensamiento, emoción y acción para que consigas tus objetivos. Somos especialistas en Training de Impacto. Nuestro reto es acercar el beneficio del coaching a todas las personas y organizaciones, nuestra filosofía es ‘Haz de ti tu mejor versión’. Creemos en el potencial humano, para crear nuevos escenarios y vivir nuevas formas de SER y ESTAR”.

2 convocatorias: Sab. 14 y 28 de febrero.
Duración: de 10 a 14h y 15h a19h.logo
Reserva tu plaza en: info@on-coaching.es
Contacto: 659 425 024 / 617 202 787

Te esperamos!

Sin valores no hay objetivos alcanzables

barcoAlcanzar un objetivo es a veces una tarea que resulta complicada si no tenemos claros ciertos aspectos. Si eres de las personas que lo intentas una y otra vez y nunca consigues los hitos que te propones, te invitamos a que hagas una reflexión. Piensa cuáles son los valores (principios que guían nuestro comportamiento) que tienes, tal vez el fallo está en este pequeño detalle. Es posible que no los tengas bien definidos o que nos sepas unificarlos para conseguir tus fines.

Se dice que en la sociedad actual hay una crisis de valores, lo que en definitiva viene a significar que realmente existe “una ausencia de valores, es decir, una carencia de principios que guían nuestro comportamiento”, nos explica Mónica Loureiro Dios, coach personal, ejecutivo y de equipos de OnCoach.

En opinión de esta coach los valores actuales han cambiado y hoy día se promueve el individualismo, el materialismo y el hedonismo. Lo más importante es tener o el hacer, que el  ser. “De este modo las relaciones interpersonales se vuelven superficiales, carecen de compromiso y predomina el “Todo Vale”, “Nada importa excepto yo”. Se produce así, una escenificación de una felicidad ficticia a través del hedonismo, el puro disfrute por el puro disfrute, sin otro tipo de pretensión.”

Las nuevas formas de comunicación digital, las redes sociales principalmente, están contribuyendo a la creación de esta sociedad, al propiciar comunicaciones superficiales y simplistas. “Con ellas el compromiso  se vuelve frágil, ya que al estar en permanente conexión se adquieren o se rompen con un simple mensaje, ya no es necesario “dar la cara”, ni explicar o justificar. Valores como la lealtad, el respeto o tener palabra, se pierden detrás de las nuevas formas de comunicarse. Las amistades se basan más en el interés que en la lealtad.”

Los nuevos valores nos están convirtiendo en una sociedad vulgarizada, conformista y fácil de manipular, en opinión de Loureiro Y, ¿cuál es la consecuencia? Pues que “al final muchas personas se encuentran insatisfechas con su vida pese a que tienen todas las necesidades materiales y de seguridad cubiertas, pero son infelices al no llegar a cubrir necesidades más elevadas, como la afectividad, la amistad  desinteresada, la cooperación y la congruencia entre su hacer, tener y ser.”

¿Qué tiene todo esto que ver con conseguir objetivos? Esto que a priori parece no tener nada que ver con los logros que nos planteamos en la vida, tiene más relación de lo que pensamos. Tener claros los valores básicos que deben regir nuestra vida es “el punto de partida para saber qué es lo que queremos y dirigirnos a conseguirlo. Si no lo tenemos claro o tenemos dudas estaremos dispersos y nuestras acciones no estarán alineadas con nuestros valores.Viviremos en la superficialidad.”

Publicado en Claves de Mujer

¿A qué se debe el comportamiento excéntrico y a veces loco de algunos actores y personas famosas?

Una explicación sociológica y desde el punto de vista del eneagrama de la personalidad del comportamiento de los actores.

Cada día encontramos noticias sobre algún actor y sus gustos extravagantes o su comportamiento excéntrico. Parece como si estos fueran rasgos propios de la profesión, pero queremos ir más allá, y nos preguntamos si existe alguna explicación a nivel psicosociológico.

Desde el punto de vista sociológico, hubo un tiempo en que la extravagancia se asoció con la aristocracia, y predominó sobre todo en el siglo XVII. Muchos tenían trastornos mentales, otros no; sin embargo, quedó patente la máxima de que un loco rico es un excéntrico y un enfermo mental pobre es un loco.

La excentricidad no es igual a locura, en ambos casos hay un alejamiento de la norma, pero la diferencia entre un neurótico, psicótico u otro trastornado mental y un excéntrico es que los primeros carecen de juicio de realidad y el excéntrico es consciente de su personalidad extraordinaria, está apegado a la realidad y se integra de alguna manera en la sociedad. La excentricidad es un mecanismo de la personalidad que aporta ventajas y beneficios personales y sociales como explicaremos en este artículo.

¿Pero por qué razones adopta la gente comportamientos extravagantes?.

La excentricidad aparece en sociedades opulentas, en las que es más difícil distinguirse. Según Pierre Bourdieu[1], las personas adoptan determinadas prácticas, estilos de vida para marcar el status social y diferenciarse. Las prácticas o gustos de la alta sociedad están legitimadas y son vistas como superiores o genuinas. Son un colectivo que pueden consumir objetos que van más allá de lo necesario, es decir ostentoso, por lo que gozan de la posibilidad de elegir. Tienen sus propios códigos y símbolos que utilizan para mantener su diferenciación y su posición frente a los demás.

El consumo, y el estilo de vida, van en función de las condiciones económicas. Las personas con un nivel adquisitivo inferior, no pueden escoger y su consumo se limita a lo necesario. El juego social conduce a emular e imitar los consumos y estilos de vida de las clases altas por las bajas convirtiéndose en modas, como bien estudió George Simmel[1].

Por tanto, los actores y personajes mediáticos utilizan las prácticas y estilos de vida para diferenciarse, y simular los gustos de las clases altas. La mayoría de los actores no provienen de una posición social alta, por lo que la exageración de un estilo de vida es una pauta de imitación, ya que poseen capital económico, pero no el capital cultural de los símbolos y signos que es donde radica la esencia de la distinción.

Desde el punto de vista psicológico, existen similitudes en los rasgos de personalidad de los actores.  A partir de una lista de actores que podríamos considerar excéntricos, y en base al Eneagrama que es un sistema que describe 9 tipos de personalidad, encontramos coincidencias en los tipos de personalidad.

El Eneagrama, es un sistema de personalidades fundamentado inicialmente en la sabiduría espiritual sufí, y posteriormente fue desarrollado por la psicología científica moderna. El eneagrama aclara cómo la personalidad se va formando a partir de una carencia sentida en la infancia, y a partir de ahí, se construyen toda una serie de mecanismos de defensa, protección y satisfacción de esa carencia.

Se utiliza como una herramienta muy poderosa de autoconocimiento y transformación ya que aporta la información clave para descubrir las máscaras de la personalidad y de la falsa personalidad y de este modo llegar a conocer la esencia de uno mismo.

La mayoría de los actores en los que nos hemos fijado, tienen el tipo de personalidad Tipo 4: El individualista, El tipo 6: El Leal o El Tipo 8: El desafiador.

imagenTipo 4 de personalidad, han recibido el mensaje en la infancia que “No está bien ser demasiado práctico ni feliz”, se sintieron de algún modo abandonados o rechazados por su padres. No tuvieron un tipo de identidad de quien aprender y se ensimismaron buscando su auto-identidad atrás de sus emociones y las fantasías. Huyen de lo vulgar, corriente y de la monotonía y temen que los demás los vean así. Este es el motivo por el que muchos actores adoptan estilos de vida diferentes a la mayoría. Su programa mental es: “Estoy bien si siento fuertes emociones”.

El tipo de personalidad individualista, son conscientes de sí mismos, sensibles, reservados y callados. Son demostrativos, sinceros y personales emocionalmente, pero también pueden ser caprichosos y tímidos. Se ocultan de los demás porque se sienten vulnerables o defectuosos, pero también pueden sentirse desdeñosos y ajenos a las formas normales de vivir. Normalmente tienen problemas de autocomplacencia y autocompasión. En su mejor aspecto, los tipos Cuatro sanos son inspirados y muy creativos, capaces de renovarse y transformar sus experiencias.

El tipo 6 de personalidad, han recibido el mensaje en la infancia “No está bien confiar en sí mismo”, debido a la poca valoración familiar buscan con su actuación el reconocimiento, aunque en el interior se muestran rebeldes para desmostarse su valía y estima. Se sienten en constante peligro, buscan grupos para defenderse de los demás y se someten al jefe, pareja… para sentirse seguros. Huyen de equivocarse y temen que los rechacen, ser

abandonados a quedarse solos. Su programa mental es “Estoy bien si me ves como autoridad”. Los actores con este tipo de personalidad son los que tienen comportamientos exagerados para mantener su seguridad, salud y mostrase superiores con los más débiles.

El tipo Leal, son comprometidos, orientados a la seguridad, son personas dignas de confianza, trabajadoras y responsables, pero también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas; trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. Suelen ser cautelosas e indecisas, aunque también reactivas, desafiantes y rebeldes. Normalmente tienen problemas de inseguridad y desconfianza. En su mejor aspecto, los Seis sanos son estables interiormente, seguros de sí mismos, independientes, y apoyan con valentía a los débiles e incapaces.

El tipo 8 de personalidad, han recibido el mensaje en la infancia que “No está bien ser vulnerable ni confiar en alguien”, se sintieron debido alguna separación o desatención en la infancia un fuerte rechazo por lo que aprendieron a fortalecerse y endurecerse para protegerse, ejerciendo presiones exitosas para salirse con la suya. Huyen de de la debilidad y de la vulnerabilidad y temen que alguien los dominen. Los actores con este tipo de personalidad suelen vestirse estrafalariamente o comportarse de forma prepotente como desafío a los demás. Su programa mental es “Estoy bien si soy el que manda”

El tipo desafiador, son personas seguras de sí mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, también resultan orgullosas y dominantes; piensan que deben estar al mando de su entorno y suelen volverse retadoras e intimidadoras. Normalmente tienen problemas para intimar con los demás. En su mejor aspecto, los Ocho sanos se controlan, usan su fuerza para mejorar la vida de otras personas, volviéndose heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandiosos.

En resumen, tras los comportamientos, gustos, y estilos de vida extravagantes está un impulso de satisfacción de una necesidad básica de la personalidad, bien sea querer ser diferente, dominar o desafiar o ser rebelde sumado a un deseo de distinción y de posición social.

[1] Simmel, G. 1978. The Philosophy of Money.
[2] Pierre Bourdieu. La distinction. Critique sociale du jugement (1979).
logoMónica Loureiro Dios. Socióloga, experta en Investigación Social y de Mercados. Coach personal, ejecutiva y de equipos. Experta en emociones y PNL
Publicado en la Revista Duckout, mes de diciembre 2014.

Mariann Tóth. Consultora de marketing

“Empecé a trabajar con Mónica Loureiro en un momento cuando me sentí estancada y no sabía a que dirección seguir en mi vida.

En medio año hemos conseguido que salga de la empresa donde no tenía ningún futuro y que empiece a trabajar en mi propio negocio en que ahora mismo me siento muy contenta y realizada.”

Mariann Tóth
Consultora de marketing
ccode.es · crusty web design

Taller Eneagrama de la personalidad

DESCUBRE Y DESARROLLA TUS TALENTOS CON EL ENEAGRAMA

  • CartelV2¿Quién soy yo?
  • ¿Qué me lleva a actuar de una determinada manera?
  • ¿Eres consciente de tus automatismos?
  • ¿Qué es lo que haces para acabar en el mismo lugar?
  • ¿Qué puedo cambiar para ser más?
  • ¿Cómo relacionarme mejor con los demás y con tu entorno?

 

El eneagrama es un sistema de personalidad dinámico que define nueve modos claros y fundamentales distintos de pensar, sentir y actuar. Cada uno de ellos está basado en un explícito filtro de la percepción. Este filtro determina a qué se presta atención y cómo se dirige la energía.

¿Para qué sirve?

  • Para conocer tus fortalezas y áreas de mejora.
  • Mejorar tus relaciones personales conociendo sus rasgos de     personalidad.
  • Responder preguntas que te ayudan a conocerte mejor.
  • Amplía tu campo de observación y nuevas perspectivas de ti mismo y de los demás.
  • Descubrirás lo que eres y lo que puedes llegar a ser.
  • Aprenderás a identificar el tipo de personalidad de las personas que te rodean.

Estructura del curso:

Es un curso participativo, experimental y de reflexión. Dinámicas grupales, proyecciones.

Programa:

  • Introducción al Eneagrama de la personalidad
  • Leyes y estructura del Eneagrama
  • Descubre tu número de Eneagrama
  • Triadas según inteligencia, necesidad y actuación
  • Nueve estilos de personalidad, nueve tipos de personas.
  • Tendencias de los 9 Eneatipos

Modalidad: Presencial:

Nueva convocatoria!!!!! en ENERO. De 9h a 15h

Una vida con objetivos, una vida feliz.

IMG_20140109_223419

By Mónica Lou

La falta de motivación, en el trabajo, en la vida en pareja, en las relaciones sociales, en los estudios, en el futuro,  en la vida en general  es la epidemia de nuestra sociedad actual.

Olvidamos poner en práctica nuestros sentidos, pasando a ver desde los ojos de los demás, oír sintonías de radios distintas a la nuestra, sentir a través del contagio emocional de otros, tocar desde la lejanía, oler lo artificial y engullir sin saborear.

Perdemos la conexión con nosotros mismos para “conectar” con el “ya se verá”. En este “ya se verá” cedemos nuestro poder al devenir, perdiendo la capacidad de elegir.

Nos convertimos en marionetas, que cobran vidas en manos ajenas.

¿Qué podemos hacer para tomar nuestra propia dirección?

La respuesta es muy simple: “Conecta contigo, con tu necesidad, con tu deseo”

Pon en práctica tu propia observación, tu escucha, siente tus emociones, toca tu piel, pon olor a tus sensaciones, saborea tus experiencias, desde esta toma de contacto contigo comenzarás a recuperar la confianza y con ella llegaran tus primeros objetivos.

Define tus objetivos, ponles nombre, dales fecha, cuerpo, enriquécelos con tus recursos, reta a las limitaciones que te impiden llegar a el, interiorízalos para que cuando lo consigas sepas darle la bienvenida, llamarle por su nombre, disfrutar de sus nuevas sensaciones, saber que lo que estas escuchando ya lo oíste en su día y celebres la consecución de tu objetivo.

Es sencillo, es poner atención en aquello que dentro de ti quiere salir para cobrar vida, para hacerse presente, es dar luz a lo que llevas dentro, ponte objetivos, ve a por ellos. Una vida con objetivos, es una vida feliz.

Desde ON-Coaching te entrenamos para que tus objetivos se cumplan, para que seas feliz. Vive.

logo

La Autenticidad, marca registrada

La autenticidad de “ser lo que soy” es una bandera que ondean algunos sectores, dentro de la sociedad actual.

Esta exposición de”ser lo que soy”, sin pretensiones heroicas, simplemente por el hecho de decir la verdad, convierte a muchas personas en extraños, en forasteros de su propia sociedad, de su familia, de su entorno laboral, de su país.

Nos hablan de  “ser políticamente correcto.”, esta falsa corrección nos aleja de la verdad y virtud que en la antigua Grecia eran inseparables y que hoy conocemos como “autenticidad”.

Esta “autenticidad” provoca incomodidad en quién no la acepta, porque la verdad duele, molesta y cuando la persona es capaz de asumir su condición sexual, de aceptar una ideología diferente, de vivir bajo unas condiciones atípicas, de romper el molde y la etiqueta en la que la sociedad encorseta, aparece el rechazo, la crítica, la tolerancia que acaba explotando bajo frases como “ya te lo advertí”,” sabía que esto acabaría pasando”, y es que, ser autentico es ir con la verdad y con la aceptación de lo que uno es, esta aceptación pública, deja expuestos a quienes no lo aceptan y vivirán en la incomodidad y en la crítica, en la falsa apariencia, sujetando su máscara.

La educación recibida, el aparentar, los protocolos de actuación nos invitan con frecuencia a la hipocresía,  a agradar a los demás a pesar de que ello nos perjudique, a poner la mejor sonrisa ante situaciones incomodas, a pedir disculpas aunque no creamos que sea necesario pedirlas, nos invita a vivir hacia afuera, hasta llegar a perder nuestra identidad y dejarnos llevar por las modas del momento.

ee9ad85da44ad2f94b6811d5c040076cTodos hemos practicado la hipocresía en algún momento determinado de nuestra vida y de esta forma hemos limitado nuestra libertad, hemos sobrepasado los límites de nuestro respeto   y también más de una vez quien no ha sido hipócrita para ganar el beneplácito de los demás, para sentirte aceptado, al fin y al cabo es una forma más de mostrar nuestra vulnerabilidad.

¿Para qué deben los seres humanos ser auténticos?

 ¿Para qué debemos trabajar la autenticidad?

Pues para algo tan simple como para  vivir con la verdad, con coherencia, con fidelidad, para ser libres, para reafirmarte en lo que eres y obtener la aceptación y respeto de los demás.

La autenticidad llega con muchas dosis de autoconomiento, de conexión con uno mismo, de descubrir y aceptar nuestras necesidades y las consecuencias de las mismas.

Coherencia, autoconocimiento, libertad, respeto, compromiso, valentía  son los aliados perfectos para vivir desde ese “Ser lo que soy”.

Practica la autenticidad en tu vida y contágiala, para ser auténtico, para ser libre por dentro y por fuera.

logoEva Pérez Sánchez

www.ON-Coaching.es

En qué y cómo puede ayudar un coach a un autónomo como tú

El coach es el entrenador de tus habilidades que te llevarán hasta el objetivo que te fijes (afianzar  relaciones de confianza con clientes y proveedores, optimizar tu tiempo, introducir en la negociación el lema ganar-ganar…), te potencia para conseguir ser la mejor versión de ti mismo.

El coaching es un proceso de activación de las propias capacidades, enfocado a la acción y a los resultados, en el que el coach guía el proceso. Libera el potencial propio, eliminando las barreras para incrementar al máximo el desempeño.

IMG_20140826_011217

By Mónica Lou

La consecución de objetivos, y la toma constante de decisiones, son los ejes en los que se apoya el trabajo de los autónomos, el coaching es la herramienta más efectiva para conseguir los mejores resultados.

¿Quién no se ha sentido bloqueado ante una respuesta no esperada, unos resultados por debajo de lo previsto, por ejemplo, o se ha dejado llevar por la urgencia y ha retrasado lo importante separándose del objetivo que perseguía en la dinámica del día a día?

El coaching te hace consciente de dónde estás y del camino a recorrer hasta el objetivo. Te capacita para generar nuevas ideas en el uso de tus recursos y te reta a superar tus limitaciones y bloqueos, a hacer las cosas de forma diferente. En definitiva el coaching te hace más grande.

¿En qué te ayuda un coach para conseguir tus objetivos mediante el desarrollo de habilidades personales?

  • Establecer relaciones de confianza con los clientes y coordinadores para aumentar tus beneficios económicos y satisfacción personal.
  • Tener confianza en ti mismo es el motor para conseguir lo que te propongas.
  • Comunicarte efectivamente es la llave para alcanzar tus objetivos. Si tu comunicación es efectiva sabrás expresar y hacer peticiones claras que te darán los resultados que esperas.
  • Mantener altas dosis de motivación evita el desánimo.
  • Estar constantemente enfocado al objetivo te garantiza conseguirlo.
  • Tener empatía y capacidad de escucha con los clientes te permite conocer sus necesidades y ofrecerle mejores servicios.
  • Ver las situaciones como un reto y no como un problema amplifica tu creatividad y la búsqueda de nuevas opciones.
  • Gestionar las emociones te permite tomar mejores decisiones.

En el momento actual de crisis e incertidumbre, los objetivos son más difíciles de alcanzar. Es necesario hacer las cosas de forma diferente, atreverse a explorar nuevos puntos de vista, a llegar más lejos de lo acostumbrado.

Tener un coach que te entrene es una opción inteligente. El rendimiento que se obtiene con el coaching es sobresaliente, según la encuesta mundial de clientes de coaching. La mayoría, 82,7% de las personas que experimentaron el coaching profesional, están muy satisfechas, y el 96,2% declara que repetiría de nuevo la experiencia.

http://www.losrecursoshumanos.com/contenidos/5076-primera-encuesta-mundial-sobre-clientes-de-coaching-revela-alto-roi-y-gran-satisfaccion.html

Además el coaching reporta un retorno de la inversión (ROI), en torno 6 veces su costo, según un estudio especifico en empresas del Fortune 1000. http://www.todo-sobre-coaching.com/roi-coaching.html

En mi experiencia de cinco años llevando procesos de coaching, he contribuido a la consecución de los objetivos personales y profesionales de muchas personas. Todas han experimentado los beneficios del coaching y lo valoran como la herramienta más valiosa para activar el potencial y conseguir la meta.

Pon un coach en tu vida y haz de ti tu mejor versión, verás los resultados. Es el momento.

logo

 

Mónica Loureiro Dios

Personal, Executive and Team Coach.

 

 

Que el miedo no te pare!

¿Tienes miedos sin causa justificada?

¿Te identificas con alguna de estas situaciones?

- No pasas por la calle donde te robaron el bolso hace más de 5 años.

- Tiemblas y hasta vomitas antes de una entrevista de trabajo.

- Te inmovilizas ante algunas situaciones.

- Tienes problemas de pulmón, riñón y/o vejiga

Para empezar, ¿sabemos qué es el miedo? Claro! El miedo es una emoción… Y sabemos realmente qué es una emoción?

“Casi todo el mundo piensa que sabe qué es una emoción hasta que intenta definirla. En ese momento prácticamente nadie afirma poder entenderla (Wenger, Jones y Jones)

 ¿Qué son las emociones y para qué sirven?

Las emociones son procesos internos que se activan cada vez que detectamos algún cambio significativo en el exterior. Son básicas para adaptarnos al medio, de ellas dependen actividades como nuestra percepción, memoria, atención, el pensamiento y la comunicación verbal y no verbal.

Las emociones nos informan de cómo nos encontramos y cómo se encuentran nuestras relaciones personales. Son como las luces del salpicadero del coche que se encienden e indican que ha subido la temperatura o queda poca gasolina, cada emoción es una luz específica que se enciende e indica que existe un problema a resolver, nos activan para resolver la situación. Son el indicador de nuestra satisfacción y de nuestras necesidades reales.

Miedo

Protección

Ira

Destrucción

Alegría

Reproducción

Tristeza

Reintegración

Confianza

Afiliación

Asco

Rechazo

Sorpresa

Exploración

 ¿Qué es el coaching emocional? 

El coaching emocional se fundamenta en las emociones como guía para la acción. Toma como fuente de información las emociones, al ser el sistema emocional el que advierte de las necesidades de la persona. La razón es un sistema reflexivo, útil para buscar la forma de satisfacer las necesidades.

El coaching emocional permite plantear metas ajustadas y realistas según nuestras posibilidades, basadas en las verdaderas necesidades transmitidas por nuestras emociones. Enseña a permitir que la emoción nos movilice y la razón nos guíe en la consecución de las metas.

 ¿Qué es el miedo y cómo se manifiesta?

Según la RAE, el miedo es la “perturbación del ánimo que se presenta cuando la persona se enfrenta a situaciones de peligro, sean éstas de carácter real o imaginario”.

El miedo es una valiosa señal que indica una desproporción entre una amenaza a la que nos enfrentamos y los recursos con los que contamos para resolverla. La amenaza no es algo que exista en sí misma, es subjetiva en función de nuestros recursos. Por ejemplo, un temporal puede ser una terrible amenaza para un navegador primerizo y no lo es para un experto. Esta comparación, que parece evidente, tiene sentido para comprender el miedo.

IMG_20140826_011109

By Mónica Lou

El miedo, como el dolor, es una emoción adaptativa que existe porque es útil para la supervivencia y que nos ayuda a defendernos de los peligros externos. Nos ayuda a anticiparnos, a superarnos, a crecer. En el ejemplo anterior, el miedo nos pide que nos protejamos porque no estamos preparados para navegar con temporal. Si queremos hacerlo, necesitamos prepararnos, para que de esta forma el miedo desaparezca al manejar la situación a la que nos enfrentamos.

El miedo tiene muchas manifestaciones y resulta difícil identificarlo tras nuestros actos: según la intensidad, puede aparecer como malestar leve, recelo, ansiedad anticipatoria, temor, pánico que bloquea, fobia, angustia o terror, y/o según los comportamientos que desencadena el propio miedo, agresividad, aislamiento, celos, culpa, vergüenza…

EL MIEDO DEJA DE SER ÚTIL CUANDO SE CONVIERTE EN UNA EMOCIÓN TÓXICA QUE DIFICULTA LAS RELACIONES, IMPIDE PROGRESAR Y AFECTA A LA SALUD FÍSICA

¿Cuándo deja de ser útil el miedo y qué consecuencias tiene?

El miedo no es estático sino que pasa por etapas: primero sentimos la amenaza, después reaccionamos al miedo (vergüenza, impotencia, rabia) y finalmente damos una respuesta interior a la reacción del miedo (pensamientos positivos que nos conducirán a enfrentarnos a la amenaza o negativos que nos llevarán al bloqueo u otra situación limitante)

Cuando el miedo se intensifica por nuestra reacción interior sin una causa justificada, se convierte en una emoción tóxica, negativa, destructiva y disfuncional. Por ejemplo, una persona que ha sido atracada una vez y tiene medio a ir sola por la calle sin que exista peligro alguno a que la vuelvan a atracar. Entonces, el miedo se convierte en irracional y excesivo y tiene consecuencias para el bienestar y la salud:

- Dificulta las relaciones interpersonales debido a las reacciones desmedidas de defensa y de ataque que tienen las personas invadidas por el miedo.

Impide progresar personalmente. El miedo lleva a la protección y hace que la persona con miedo se asiente en la zona de confort. Aunque este comportamiento a corto-medio plazo le produzca insatisfacción.

Disminuye la autoestima. El miedo refuerza la creencia de que no se disponen de los recursos necesarios para gestionar la propia vida y, como consecuencia, la autoestima, la autoconfianza y por tanto la capacidad de acción, se ven lastimadas.

Afecta a la salud física. Según investigaciones científicas, el miedo genera trastornos en el riñón, vejiga y pulmón.

Cuando una determinada situación nos amenaza, nuestro cuerpo acciona comportamientos que liberan el miedo.  A veces, huimos, escapamos de la situación que nos tensiona y nos hace sentir en peligro. Otras veces, atacamos, como una manera de aliviar la presión de sentirnos amenazados y, ocasionalmente, negamos la emoción, escondiendo los sentimientos verdaderos de manera inconsciente para no tener que enfrentarnos a ellos.

EXISTEN DOS TIPOS BÁSICOS DE MIEDO:  MIEDO AL FRACASO, SUSTENTADO EN LA NECESIDAD DE CONTROLAR EL ENTORNO,  Y EL MIEDO A AL RECHAZO, POR LA NECESIDAD DE SER QUERIDO.

¿Con qué conecta el miedo?

Existen dos miedos básicos:

Miedo al fracaso, sustentado en la necesidad de controlar el entorno. Es el temor anticipatorio a perder lo conseguido. Hace que retrasamos el disfrute, iniciando un nuevo reto por el temor a anticipar lo que se va a conseguir en un futuro, “cuando consiga ese trabajo seré feliz”, “cuando consiga ese proyecto seré feliz… ”, “cuando… entonces seré feliz”.

Miedo al rechazo, sustentado en la necesidad de ser querido. El miedo al rechazo induce a potenciar relaciones tóxicas basadas en el control y en la dependencia mutua.

Ambos miedos nacen de dos miedos aún más básicos y profundos que son: el miedo a ser como soy, a manifestar lo que realmente deseo, siento, necesito, y el miedo a la libertad, que justifica que busquemos el respaldo de los grupos sociales como una forma de amortiguar la soledad, aunque esto restrinja nuestra libertad individual, es decir, muchas veces cedemos nuestras necesidades personales anteponiendo las de otras personas por miedo a la soledad y la necesidad de ser querido.

 ¿Cómo transformar el miedo con coaching?

Tal y como he comentado en este artículo, la funcionalidad del miedo depende, de cómo afecte la reacción interior del miedo experimentado. Es decir, las emociones manan automática e inconscientemente, están conectadas con una determinada situación que vivimos. Nuestros pensamientos, sin embargo, son los que se encargan que el miedo permanezca y condicione nuestras decisiones, respuestas y acciones.

Pongamos un ejemplo. Si una persona está en una entrevista de trabajo y sabe que si no lo seleccionan, sus padres le dirán: “Eres un incapaz, no sirves para nada”, dichos pensamientos agudizarán el miedo al proceso de selección. Su reacción interior a la amenaza no será sólo la entrevista, sino también al castigo, y la creencia en su incapacidad, por tanto, hará aumentar su miedo y lo limitará, generando un bloqueo que le impedirá ser ella misma.

En el proceso de coaching se reta a la persona a que vuelva a pensar de una manera diferente, con toma de consciencia. Mediante ejercicios se identifica cuál es el problema real, para así aprender a separar los hechos de los juicios, centrándose en el asunto a tratar de otros pensamientos que pudieran interferir, y cuestionando la manera que tenemos de observar las cosas que nos ocurren.

En definitiva, se trata de vencer la autocomplacencia y el victimismo. Es decir, la tendencia a justificar nuestra manera de proceder, culpabilizando a otras personas y a las situaciones, fuera de nosotros, de cómo vivimos y sentimos. Trabajar el poder de la persona para que encuentre su potencialidad y sus recursos para realizar el cambio y la acción.

El coaching emocional, guía la transformación del miedo modificando los pensamientos que lo sostienen. De esta manera, se genera la posibilidad de volver a sentir para provocar distintas posibilidades de comportamiento desde emociones más positivas. Se trabaja en 4 fases:

FASE 1. Tomar conciencia:

Tomar conciencia de que vivimos y actuamos movidos por el miedo, comprender cuáles son las bases que lo causa y el para qué existe, es el primer paso.

Darnos cuenta de nuestras fortalezas y debilidades: de nuestras necesidades y deseos, como punto de partida para entender por qué actuamos como lo hacemos ante las cosas que nos ocurren, es básico para crecer y transformar el miedo.

FASE 2. Gestionar pensamientos: 

Una vez identificado el “lugar” desde el que actuamos, las necesidades y creencias que sustentan nuestros hábitos de actuación, el siguiente paso es modificar el patrón de pensamiento que sostiene nuestros miedos y nos impide generar acciones alternativas.

FASE 3. Sentir:

Implica que la persona localice las sensaciones físicas del miedo, que es energía estancada, para que pueda volver a fluir. A veces, la liberación es el llanto o la risa.

FASE 4. Actuar:

El coaching dirige sus resultados, sobre la base de la reflexión, estimulando a la persona para que pase a la acción.  La acción es desapegarse, soltar lastre de forma consciente y responsable las creencias, costumbres y pensamientos, que sirvieron en el pasado, pero que ya no nos sirven y nos impiden crecer.

En el proceso se llega a la decisión de sustituir la dependencia por el coraje para enfrentar a lo temido y actuar de forma consciente, hasta construir una nueva posibilidad, libre de miedo.

¿Qué harías si no tuvieras miedo?, Con qué personas te relacionarías? ¿Cómo sería tu vida? ¿A cuántas cosas has renunciado por miedo a fracasar o a ser rechazado? ¿Qué quieres hacer con tu miedo?

logoMónica Loureiro Dios
Coach personal, ejecutivo y de
equipos


Artículo publicado en el número 5 de la revista Dandelion

¿Qué realidad creas con tus comunicaciones?

¿Sabes cómo mejorar tu bienestar a través de la comunicación?

Nuestra relación con el mundo es través de la comunicación. Nos comunicamos a través del lenguaje, los gestos, el cuerpo y con nuestra energía.

IMG_20140826_194631

By Mónica Lou

Al decir lo que decimos, al decirlo de una manera y no de otra, o no diciéndolo, abrimos o cerramos posibilidades para nosotros y para otros. Creamos realidades.

Detrás de toda comunicación existe una serie de emociones y tipos de conductas que nos llevan a adoptar un estilo de comunicación específico, que muchas veces nos llevan a situaciones que no sabemos gestionar y nos producen malestar.

Podemos hablar de formas de comunicación positiva y negativa según el efecto que tengan en nosotros y en los demás.

Un estilo de comunicación es más que una manera de hablar. Es una expresión de cómo nos percibimos a nosotros mismos, de cómo percibimos a los demás y de cómo reaccionamos ante las circunstancias y las personas que nos rodean. La forma en que nos comunicamos afecta también a las percepciones de los otros en cuanto a nosotros; es la imagen que proyectamos ante los demás.

Nos comunicamos desde un lugar diferente dependiendo de la persona con la que hablemos, del tema que tratemos o de la situación.

Cuando nos comunicamos de forma pasiva aceptamos las órdenes y nos sometemos a los deseos de los demás. Evitamos el conflicto, aunque eso implique ir en contra de nuestros propios intereses o necesidades. Nos sentimos incapaces de decir “NO”, por lo que muchas veces los demás pueden aprovecharse para lograr sus propósitos.

Con el tiempo, mantener este tipo de comunicación, puede hacernos acumular rencor y resentimiento al no expresar los sentimientos y opiniones, provocando emociones como la ansiedad y la ira.

Tender a una comunicación pasiva lleva implícita creencias negativas sobre uno mismo y creencias positivas sobre los demás. De ahí que se anteponga los deseos y las necesidades de los otros frente a las propias.

Cuando nos comunicamos de forma agresiva utilizamos la amenaza y la acusación para conseguir nuestros propósitos. Existe en el trasfondo la creencia de que los deseos y necesidades de otros no son importantes. Incluimos frases como “tú siempre…” y “tú nunca…”.
Utilizar de forma recurrente este tipo de comunicación, con el tiempo, provocará que las personas se alejen, evitándonos.

Cuando utilizamos una comunicación pasivo-agresiva son situaciones en las que no sabemos cómo hablar de forma directa sobre nuestras necesidades y sentimientos, motivo por el que recurrimos al sarcasmo o la ironía. Decimos lo contrario de lo que queremos u opinamos (decimos sí cuando queremos decir no, o al contrario). Al no expresar los sentimientos y necesidades, las acciones no reflejan los sentimientos, siendo pasivos por fuera y agresivos por dentro. Por ejemplo, decimos “Ay, pobre” de frente y luego criticamos a la persona a la que se hemos dicho.

Este estilo de comunicación y de conducta hace daño a las relaciones interpersonales y lesiona el respeto mutuo.

Cuando nos comunicamos asertivamente hablamos de forma clara y directa, expresamos nuestras necesidades, opiniones e ideas sin ofender a los demás. Respetamos las ideas ajenas, aunque no las compartamos.

Mantenemos la escucha de lo que dicen los demás y somos capaces de asumir que no tenemos razón si es necesario, lo que evita que las personas se pongan a la defensiva.

Con esta forma de comunicación se encuentran soluciones y acuerdos, se favorecen las relaciones de igual-igual. Hablamos desde uno mismo y de la propia experiencia, se utiliza el Yo.

Un ejemplo de comunicación asertiva sería “Yo entiendo lo que dices, y puede que tengas razón, pero que llegues tarde media hora me hace sentir que no respetas mi tiempo” en vez de “tú siempre llegas tarde”. De esta manera validamos lo que dice el otro, a la vez que comunicamos el mensaje que queremos.

Solemos utilizar la combinación de estilos según las circunstancias. Una persona que normalmente es asertiva puede asumir una actitud pasiva para evitar un conflicto serio, o puede dar una orden en forma contundente en una situación de peligro.

Cada persona desarrollamos nuestro estilo de comunicación en base a nuestras experiencias de vida y ese estilo está tan arraigado que no siempre somos conscientes de él, pero es el responsable de nuestra realidad.

Aunque tendemos a mantener un mismo estilo a través del tiempo, si la forma en que nos comunicamos nos genera conflictos y frustración podemos cambiarlo, entrenando la comunicación asertiva.

Mediante el coaching (entrenamiento) se consigue accionar la comunicación asertiva para conseguir nuevas realidades que aporten mayor bienestar como:

• Ayudar a comprender y reconocer nuestros sentimientos y emociones
• Gana el respeto de los demás
• Promover la confianza y estima propias
• Mejorar la comunicación y las relaciones interpersonales
•  Desarrollar las destrezas para tomar decisiones
• Reducir la ansiedad social

Cinco pasos para desarrollar la comunicación asertiva:

1. Identifica tu estilo. ¿Expresas tus opiniones o permaneces callado? ¿Dices que sí cuando quisieras decir que no? ¿Tiendes a juzgar o culpar a otros con mucha facilidad? ¿Te parece que la gente teme hablar contigo? ¿En qué estilo de comunicación sueles moverte?

Ejercicio de evaluación del estilo de comunicación:

Una amiga te llama para pedirte un favor, que recojas a sus niños en el colegio porque ella no puede. Tú tienes cosas que hacer y no contabas con ello, qué contestarías:
A. “O.K. Yo tengo mucho que hacer, pero está bien.” Pasivo
B. “¿Tú estás loca? Yo estoy muy ocupada y tus niños son muy desobedientes.” Agresivo
C. “Claro que sí, si no queda más remedio. Como tú siempre estás tan complicada…” Pasivo-Agresivo
D. “Me gustaría, pero hoy tengo cosas que hacer. Quizás otro día pueda.” Asertiva

2. Entrena el decir que no. Si te cuesta trabajo negarte a algo, ensaya diciendo “No, ahora no puedo hacer eso.” No es necesario justificarse. Si tienes que dar alguna explicación sé breve.
3. Ensaya lo que quieres decir. Si te resulta difícil decir lo que quieres o pienses. Visualiza que estás en la situación específica y di en voz alta el mensaje que quieres transmitir. Puedes escribirlo antes, o ensayar con un amigo.
4. Usa el lenguaje corporal. La comunicación no es sólo verbal. Mantén el contacto visual, una expresión facial neutral o positiva y una postura recta o ligeramente inclinada hacia el frente. Cuida tus manos y evita los gestos dramáticos. El espejo es un excelente interlocutor para ensayar.
5. Gestiona tus emociones. En una situación de conflicto, podemos sentirnos frustrados, o furiosos, o tener ganas de llorar. Tómate tu tiempo para asimilar las emociones y exprésate después de forma calmada y recuerda usar frases “YO” y expresa como te hace sentir cuando la persona hace “algo” y haz la petición de lo que necesitas.

Artículo publicado en la revista Espacio Humano del mes de Junio del 2014

logo

 

Mónica Loureriro Dios

Coach personal, ejecutivo y de equipos.