¿A qué se debe el comportamiento excéntrico y a veces loco de algunos actores y personas famosas?

Una explicación sociológica y desde el punto de vista del eneagrama de la personalidad del comportamiento de los actores.

Cada día encontramos noticias sobre algún actor y sus gustos extravagantes o su comportamiento excéntrico. Parece como si estos fueran rasgos propios de la profesión, pero queremos ir más allá, y nos preguntamos si existe alguna explicación a nivel psicosociológico.

Desde el punto de vista sociológico, hubo un tiempo en que la extravagancia se asoció con la aristocracia, y predominó sobre todo en el siglo XVII. Muchos tenían trastornos mentales, otros no; sin embargo, quedó patente la máxima de que un loco rico es un excéntrico y un enfermo mental pobre es un loco.

La excentricidad no es igual a locura, en ambos casos hay un alejamiento de la norma, pero la diferencia entre un neurótico, psicótico u otro trastornado mental y un excéntrico es que los primeros carecen de juicio de realidad y el excéntrico es consciente de su personalidad extraordinaria, está apegado a la realidad y se integra de alguna manera en la sociedad. La excentricidad es un mecanismo de la personalidad que aporta ventajas y beneficios personales y sociales como explicaremos en este artículo.

¿Pero por qué razones adopta la gente comportamientos extravagantes?.

La excentricidad aparece en sociedades opulentas, en las que es más difícil distinguirse. Según Pierre Bourdieu[1], las personas adoptan determinadas prácticas, estilos de vida para marcar el status social y diferenciarse. Las prácticas o gustos de la alta sociedad están legitimadas y son vistas como superiores o genuinas. Son un colectivo que pueden consumir objetos que van más allá de lo necesario, es decir ostentoso, por lo que gozan de la posibilidad de elegir. Tienen sus propios códigos y símbolos que utilizan para mantener su diferenciación y su posición frente a los demás.

El consumo, y el estilo de vida, van en función de las condiciones económicas. Las personas con un nivel adquisitivo inferior, no pueden escoger y su consumo se limita a lo necesario. El juego social conduce a emular e imitar los consumos y estilos de vida de las clases altas por las bajas convirtiéndose en modas, como bien estudió George Simmel[1].

Por tanto, los actores y personajes mediáticos utilizan las prácticas y estilos de vida para diferenciarse, y simular los gustos de las clases altas. La mayoría de los actores no provienen de una posición social alta, por lo que la exageración de un estilo de vida es una pauta de imitación, ya que poseen capital económico, pero no el capital cultural de los símbolos y signos que es donde radica la esencia de la distinción.

Desde el punto de vista psicológico, existen similitudes en los rasgos de personalidad de los actores.  A partir de una lista de actores que podríamos considerar excéntricos, y en base al Eneagrama que es un sistema que describe 9 tipos de personalidad, encontramos coincidencias en los tipos de personalidad.

El Eneagrama, es un sistema de personalidades fundamentado inicialmente en la sabiduría espiritual sufí, y posteriormente fue desarrollado por la psicología científica moderna. El eneagrama aclara cómo la personalidad se va formando a partir de una carencia sentida en la infancia, y a partir de ahí, se construyen toda una serie de mecanismos de defensa, protección y satisfacción de esa carencia.

Se utiliza como una herramienta muy poderosa de autoconocimiento y transformación ya que aporta la información clave para descubrir las máscaras de la personalidad y de la falsa personalidad y de este modo llegar a conocer la esencia de uno mismo.

La mayoría de los actores en los que nos hemos fijado, tienen el tipo de personalidad Tipo 4: El individualista, El tipo 6: El Leal o El Tipo 8: El desafiador.

imagenTipo 4 de personalidad, han recibido el mensaje en la infancia que “No está bien ser demasiado práctico ni feliz”, se sintieron de algún modo abandonados o rechazados por su padres. No tuvieron un tipo de identidad de quien aprender y se ensimismaron buscando su auto-identidad atrás de sus emociones y las fantasías. Huyen de lo vulgar, corriente y de la monotonía y temen que los demás los vean así. Este es el motivo por el que muchos actores adoptan estilos de vida diferentes a la mayoría. Su programa mental es: “Estoy bien si siento fuertes emociones”.

El tipo de personalidad individualista, son conscientes de sí mismos, sensibles, reservados y callados. Son demostrativos, sinceros y personales emocionalmente, pero también pueden ser caprichosos y tímidos. Se ocultan de los demás porque se sienten vulnerables o defectuosos, pero también pueden sentirse desdeñosos y ajenos a las formas normales de vivir. Normalmente tienen problemas de autocomplacencia y autocompasión. En su mejor aspecto, los tipos Cuatro sanos son inspirados y muy creativos, capaces de renovarse y transformar sus experiencias.

El tipo 6 de personalidad, han recibido el mensaje en la infancia “No está bien confiar en sí mismo”, debido a la poca valoración familiar buscan con su actuación el reconocimiento, aunque en el interior se muestran rebeldes para desmostarse su valía y estima. Se sienten en constante peligro, buscan grupos para defenderse de los demás y se someten al jefe, pareja… para sentirse seguros. Huyen de equivocarse y temen que los rechacen, ser

abandonados a quedarse solos. Su programa mental es “Estoy bien si me ves como autoridad”. Los actores con este tipo de personalidad son los que tienen comportamientos exagerados para mantener su seguridad, salud y mostrase superiores con los más débiles.

El tipo Leal, son comprometidos, orientados a la seguridad, son personas dignas de confianza, trabajadoras y responsables, pero también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas; trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. Suelen ser cautelosas e indecisas, aunque también reactivas, desafiantes y rebeldes. Normalmente tienen problemas de inseguridad y desconfianza. En su mejor aspecto, los Seis sanos son estables interiormente, seguros de sí mismos, independientes, y apoyan con valentía a los débiles e incapaces.

El tipo 8 de personalidad, han recibido el mensaje en la infancia que “No está bien ser vulnerable ni confiar en alguien”, se sintieron debido alguna separación o desatención en la infancia un fuerte rechazo por lo que aprendieron a fortalecerse y endurecerse para protegerse, ejerciendo presiones exitosas para salirse con la suya. Huyen de de la debilidad y de la vulnerabilidad y temen que alguien los dominen. Los actores con este tipo de personalidad suelen vestirse estrafalariamente o comportarse de forma prepotente como desafío a los demás. Su programa mental es “Estoy bien si soy el que manda”

El tipo desafiador, son personas seguras de sí mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, también resultan orgullosas y dominantes; piensan que deben estar al mando de su entorno y suelen volverse retadoras e intimidadoras. Normalmente tienen problemas para intimar con los demás. En su mejor aspecto, los Ocho sanos se controlan, usan su fuerza para mejorar la vida de otras personas, volviéndose heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandiosos.

En resumen, tras los comportamientos, gustos, y estilos de vida extravagantes está un impulso de satisfacción de una necesidad básica de la personalidad, bien sea querer ser diferente, dominar o desafiar o ser rebelde sumado a un deseo de distinción y de posición social.

[1] Simmel, G. 1978. The Philosophy of Money.
[2] Pierre Bourdieu. La distinction. Critique sociale du jugement (1979).
logoMónica Loureiro Dios. Socióloga, experta en Investigación Social y de Mercados. Coach personal, ejecutiva y de equipos. Experta en emociones y PNL
Publicado en la Revista Duckout, mes de diciembre 2014.

Taller Eneagrama de la personalidad

DESCUBRE Y DESARROLLA TUS TALENTOS CON EL ENEAGRAMA

  • CartelV2¿Quién soy yo?
  • ¿Qué me lleva a actuar de una determinada manera?
  • ¿Eres consciente de tus automatismos?
  • ¿Qué es lo que haces para acabar en el mismo lugar?
  • ¿Qué puedo cambiar para ser más?
  • ¿Cómo relacionarme mejor con los demás y con tu entorno?

 

El eneagrama es un sistema de personalidad dinámico que define nueve modos claros y fundamentales distintos de pensar, sentir y actuar. Cada uno de ellos está basado en un explícito filtro de la percepción. Este filtro determina a qué se presta atención y cómo se dirige la energía.

¿Para qué sirve?

  • Para conocer tus fortalezas y áreas de mejora.
  • Mejorar tus relaciones personales conociendo sus rasgos de     personalidad.
  • Responder preguntas que te ayudan a conocerte mejor.
  • Amplía tu campo de observación y nuevas perspectivas de ti mismo y de los demás.
  • Descubrirás lo que eres y lo que puedes llegar a ser.
  • Aprenderás a identificar el tipo de personalidad de las personas que te rodean.

Estructura del curso:

Es un curso participativo, experimental y de reflexión. Dinámicas grupales, proyecciones.

Programa:

  • Introducción al Eneagrama de la personalidad
  • Leyes y estructura del Eneagrama
  • Descubre tu número de Eneagrama
  • Triadas según inteligencia, necesidad y actuación
  • Nueve estilos de personalidad, nueve tipos de personas.
  • Tendencias de los 9 Eneatipos

Modalidad: Presencial:

Nueva convocatoria!!!!! en ENERO. De 9h a 15h